Blog

La eficiencia energética en las pymes como factor de competitividad


Durante los últimos años, medianas y pequeñas empresas vienen mejorando en su capacidad de manejar de manera eficiente la energía.


En palabras de Manuel Valero, economista de la Cámara de Comercio de España: “Las empresas industriales son las que más margen de ahorro tienen, aunque cualquier compañía, independientemente de cuál sea su sector, puede introducir medidas que le ayuden a ahorrar en estos gastos“.

Ahorrar costes en la factura eléctrica es el principal motivo por el que empresas impulsan iniciativas de eficiencia energética. El potencial de ahorro que tienen las empresas es muy grande. Modificando determinados hábitos y conductas de consumo, cada empresa se podría llegar a ahorrar hasta un 30% de energía. “El error de muchas pymes es que se toman la eficiencia energética como algo puntual, cuando debe ser un proceso de mejora continua“, comenta Asier Sopelana, profesor de gestión medioambiental de la EOI. Es importante disponer de una estrategia global y de un proyecto a largo plazo. Deben estar implicados desde la alta dirección hasta el último de los trabajadores.

Otro motivo que debe prevalecer al tomar este tipo de medidas es presentar una marca respetuosa con el medioambiente. Una marca que incorpore la sostenibilidad ambiental como driver de negocio.  Algo cada día más valorado por los consumidores.

Descubriendo un caso de éxito


Encontramos casos de éxito al respecto en experiencias en ciudades, como en A Coruña impulsado por EMALCSA.  Con la colaboración de Sicasoft, la ciudad ha conseguido una mayor eficiencia en la utilización de recursos energéticos e hídricos en el sector privado. Ha aportado a responsables municipales la información necesaria para evaluar la evolución de emisiones de los gases de efecto invernadero y la huella hídrica ligados a los principales sectores económicos de la ciudad.

Gracias a la herramienta SicaSoft Low Carbon Cities, más de 200 pymes de la ciudad han sido capaces de gestionar, calcular y analizar su huella hídrica, huella de carbono, relación de consumos agua-energía, etc…, a través de potentes cuadros de mando en perfiles privados y comparar los consumos con otras empresas dentro de su propio sector de actividad, utilizándolas así para mejorar su eficiencia y competitividad.

La ciudadanía, también concienciada e involucrada en este proceso, puede consultar la información un cuadro de mando público. Es decir, la información referida a consumos energéticos, de agua y huellas de carbono e hídricas, y la evolución de su municipio hacia una ciudad baja en carbono.




LAS NOTICIAS QUE MOTIVAN UN MUNDO SOSTENIBLE Y DIGITAL

Conéctate a nuestro observatorio para estar al día de todas nuestras novedades